De rojo tirando a negro

General

Felicidades a Gervasio Sánchez

Escrito por rojotirandoanegro 06-11-2009 en General. Comentarios (0)

 

http://rojotirandoanegro.blogspot.es/img/gervasio.jpg

 

 

'No se premia sólo mi trabajo, sino el oficio de fotoperiodista'

 

Gervasio Sánchez (Córdoba, 1959) ha pasado por todas las etapas del fotógrafo de prensa. Desde el callejeo trashumante de los inicios hasta jugárselo todo en una guerra cuando la edad le dio forja para asumir el reto. Entremedias ha estado siempre con los pies en la vida, arrebatado de pasión por el oficio. En busca de aquello que tiene que contarse, que ha de saberse. Principalmente, la realidad de esos atropellos que suceden.

El territorio en el que Gervasio Sánchez ha desarrollado su obra es la denuncia. Y con ese empeño como motor ha realizado series gráficas de enorme impacto por medio mundo, justo esa parte del mundo donde se concentra el olvido, el silencio, la explotación. Esa tarea en marcha fue reconocida el viernes con el Premio Nacional de Fotografía que concede el Ministerio de Cultura y dotado con 30.000 euros.

Toda su trayectoria en el periodismo la ha desarrollado como 'freelance' y siempre fiel al 'Heraldo de Aragón', donde colabora desde 1984. "Me dicen que soy el primer fotoperiodista en ganar este premio. Y me alegra. Pero es una forma de reconocer a todos lo que estamos en esta tarea, tantos compañeros que no siempre han sido reconocidos. Y, sobre todo, tantos periodistas que han muerto por cumplir con su deber de informar en distintos puntos del mundo. Pienso en Julio Fuentes, en Julio A. Parrado, en Juantxo Rodríguez, en Miguel Gil, Ricardo Ortega y tantos otros. Perder a tantos amigos es lo más duro que me ha pasado", comenta.

Entre las series más reconocidas de Gervasio Sánchez figuran dos que se han ido convirtiendo en libro primero y después en iconos de los desastres que retratan: 'El cerco de Sarajevo', que realizó durante su estancia en la ciudad en los meses de la guerra de los Balcanes, y 'Vidas Minadas', dedicado a las víctimas de las minas antipersona. "Las fotos están ahí. Y lo dicen todo. Hablar de lo que he vivido en una situación de conflicto forma parte de mi intimidad. Quienes merecen atención son las víctimas. De las que hay que hablar es de ellas, no de los periodistas".

Lleva 25 años metiéndose en problemas para contar las cosas de otro modo con el impacto de una serie de imágenes. Su última excursión está relacionada con las desapariciones de gente por cuestiones políticas. En esta aventura lleva varios años de trabajo y miles de kilómetros buscando esas huellas, los porqués sin respuesta. "Volcado en esto andaré hasta finales de año", afirma. ¿Y después? "Y después ya veremos. Seguir buscando historias. Eso es mi vida. Eso es esta profesión".

La gestión japonesa de la excelencia

Escrito por rojotirandoanegro 05-11-2009 en General. Comentarios (0)

 

Sujetos a condiciones naturales e históricas, los japoneses haciendo uso de sus principios y filosofías, que hacen a su particular cultura y modo de ser, idearon y dieron forma a un sistema de producción que llevó a sus principales empresas a lo más alto del podio mundial, desplazando en competitividad a las grandes corporaciones estadounidenses, germanas, francesas e inglesas entre otras. Marcas como Honda, Toyota, Toshiba, Sony son algunas de las muchas que constituyen no sólo sinónimo de calidad, sino también de rentabilidad y productividad.

 

Este sistema es el producto de una serie de desarrollos y métodos generados por consultores de la talla de Ishikawa, Imai, Onho, Karatsu, Mizuno, Taguchi, Shingo y Tanaka entre otros, los cuales se inspiraron en los principios desarrollados y expuestos ante ellos por especialistas de la talla de Deming y Juran.

 

El sistema al cual hacemos referencia se denomina kaizen, lo cual significa “mejora continua que involucra a todos”. Es pues un sistema integral y sistémico destinado a mejorar tanto a las empresas, como a los procesos y actividades que las conforman, y a los individuos que son los que las hacen realidad. El objetivo primero y fundamental es mejorar para dar al cliente o consumidor el mayor valor agregado, mediante una mejora continua y sistemática de la calidad, los costes, los tiempos de respuestas, la variedad, y mayores niveles de satisfacción.

 

La filosofía fundamental que le da vida y sobre la cual se basa el kaizen es la búsqueda del camino que permita un armonioso paso y utilización de la energía. Es por ello que el kaizen tiene por objetivo fundamental la eliminación de todos los obstáculos que impidan el uso más rápido, seguro, eficaz y eficiente de los recursos en la empresa. Obstáculos como roturas, fallas, falta de materiales e insumos, acumulación de stock, pérdidas de tiempo por reparaciones / falta de insumos / o tiempos de preparación, son algunos de los muchos que deben ser eliminados.

 

El kaizen no por simple es menos efectivo, habiendo revolucionado con su cambio estratégico de perspectiva todos los paradigmas existentes en occidente. Paradigmas que le costaron y aun le cuestan muy caro a las empresas occidentales. Basta para ello observar lo acontecido con la industria automotriz y electrónica.

 

El kaizen se basa en siete sistemas siendo estos los siguientes:

 

Sistema Producción “Justo a Tiempo” (conocidos como Just-in-Time o Sistema de Producción Toyota). Mediante el reconocimiento y eliminación de los diversos tipos de despilfarros y desperdicios, y haciendo uso del Kanban, tiene por objetivo producir en la medida y condiciones requeridas por los clientes y consumidores, evitando de tal forma los altos costes financieros por acumulación de insumos y productos terminados. De tal forma se logran altos niveles de rotación de inventarios, y consecuentemente altísimos niveles de rentabilidad.

  •      TQM – Gestión de Calidad Total. Tiene por objetivo lograr la calidad total e     integral de todos los productos / servicios y procesos de la empresa. Hacer factible ello implica la puesta en práctica del Control Estadístico de Procesos, como así también la utilización de las “Siete Herramientas Estadísticas de Gestión de Calidad” y de las “Siete Nuevas”.
  •      TPM – Mantenimiento Productivo Total / SMED. El Mantenimiento Productivo Total contribuye a la disponibilidad de las máquinas e instalaciones en su máxima capacidad de producción, cumplimentando los objetivos en materia de calidad, al menor coste y con el mayor grado de seguridad para el personal que opera las mismas. En tanto que el SMED persigue como objetivo el reducir el tiempo de preparación o de cambio de herramientas, evitando con ello la producción en series largas, logrando de tal forma disminuir los inventarios y haciendo más fluido el traspaso de los insumos y productos en proceso.
  •      Actividades de grupos pequeños como los Círculos de Control de Calidad, permiten la participación del personal en la resolución de problemas o bien en la búsqueda de soluciones para el logro de los objetivos.
  •      Sistema de Sugerencias. Destinado no sólo a motivar al personal, sino además a utilizar sus conocimientos y experiencias. Constituye una “puerta de ingreso” a las ideas de los trabajadores.
  •      Despliegue de políticas, tendiente a la plena participación de todos los niveles y áreas de la empresa en las actividades de planificación como en las de control y evaluación.
  •      Sistema de Costos Japonés, basado en la utilización del Análisis de Funciones, Coste Objetivo y Tabla de Costes, persigue como objetivo la reducción sistemática de los costes, para lo cual se analizan de forma pormenorizada y metódica los niveles de fallas, desperdicios (mudas en japonés), componentes y funciones, tanto de los procesos y actividades, como de los productos y servicios generados.

Dentro de la estrategia empresaria la utilización de estos sistemas en el enfoque kaizen, persiguen como objetivos:

 

La reducción en los niveles de fallas y errores, o sea aumentando los niveles de calidad a un nivel de “fallas por millón”.

  •      Reducción en los niveles de inventarios, aumentando de tal forma los niveles de rotación.
  •      Incremento sistemático y continuo en los niveles de productividad, y consecuentemente reducción constante en los costes.
  •      Reducción de los tiempos del ciclo y en los plazos de respuesta. De tal forma se logran menores tiempos para el desarrollo de productos y su puesta en el mercado. De igual forma son más rápidas las respuestas a los requerimientos de los clientes, disponiendo de mayores niveles de flexibilidad.
  •      Ventaja estratégica en materia de márketing, pues al mejorar de manera constante los procesos permiten ofrecer al mercado productos y servicios más económicos, por otro lado al mejorar continuamente los productos y servicios amplia el ciclo de vida de los mismos; manteniéndose siempre por delante de sus competidores. Por último y como ya se dijo anteriormente al reducir los tiempos de diseño y desarrollo de productos y procesos, les permite continuamente llegar con nuevos y mejores productos al mercado. Un claro ejemplo de ello son los relojes (Casio, Seiko, Sharp, Citizen) y calculadoras.

Hacer factible tales objetivos implica llevar a la práctica por un lado las “Cinco S” y por otro aplicar los sistemas antes enunciados a los efectos de la estandarización de los procesos y la detección, prevención y eliminación de las mudas (desperdicios).

 

En cuanto a las famosas “Cinco S”, éstas tienen por objetivo implantar tanto el orden, como la limpieza y la disciplina en el lugar de trabajo (gemba) de manera tal de hacer factible la gerencia visual, y contribuyendo tanto a la eliminación de desperdicios, como al mejoramiento en las labores de mantenimiento de equipos y a la disminución en los niveles de accidentes. Otra contribución muy importante es la de ampliar los espacios físicos.

 

Las “Cinco S” comienza con la separación entre aquellos elementos necesarios para las labores cotidianas, de aquellos que no lo son. El segundo paso es ordenar los elementos necesarios de forma tal de evitar tanto su extravío, haciendo de tal forma más fácil su detección y posterior utilización. El tercer paso consiste en la limpieza tanto del espacio físico, como de las máquinas y herramientas. Ello permite por un lado evitar accidentes, por otro ayuda a detectar más rápidamente roturas y fallas de maquinarias, logrando de tal forma un mejor mantenimiento preventivo, y por otro lado contribuye a incrementar la autoestima y motivación del personal. El cuarto paso es la del aseo personal y la utilización de los elementos necesarios para las actividades (ejemplo: guantes y anteojos de protección). El quinto y último punto es la disciplina necesaria para repetir de manera continua y regular los anteriores pasos.

 

Cuando de estandarización se trata el objetivo del kaizen es mejorar haciendo uso de la “Curvas de Aprendizaje y de Experiencia” los niveles de manera continua, para lo cual llevan a cabo el proceso de Planear-Realizar-Evaluar-Actuar. Una vez llegado a un más alto objetivo se procede a estandarizar los procesos de forma tal de asegurar la continuidad de los mismos y a partir de ellos ir en busca de nuevos retos. El kaizen insta a retar continuamente nuevos objetivos.

 

Mauricio Lefcovich

Consultor en Administración de Operaciones y Estrategia de Negocios

Cosas de mayores

Escrito por rojotirandoanegro 05-11-2009 en General. Comentarios (0)

(una de las mejores reflexiones, si más no de las más representativas, que he leído últimamente [esta en el 20 minutos] sobre la polémica de los símbolos religiosos en las clases)


"Esto es una guerra de mayores en la que no tenemos nada que ver", concluye uno de los alumnos de segundo de ESO...

10 meses y 3 días

Escrito por rojotirandoanegro 02-11-2009 en General. Comentarios (1)

http://rojotirandoanegro.blogspot.es/img/homy.jpg 

 

Font Picant. 31-10-09

Inspira amor...

Escrito por rojotirandoanegro 27-10-2009 en General. Comentarios (0)

 

http://rojotirandoanegro.blogspot.es/img/cleopatra.jpg 

 

Y para estar total, completa, absolutamente enamorado, hay que tener plena conciencia de que uno también es querido, que uno también inspira amor
 
                                                                                                                                        Mario Benedetti