De rojo tirando a negro

Dinero público para los amiguitos de los consellers

Ayer vi en los medios la noticia sobre la denuncia de Manos Limpias a la Generalitat por sus absurdos "estudios" adjudicados a dedo a personas "de confianza" de los consellers u otros altos cargos. Estaba buscando la info para escribir un artículo sobre ello cuando descubrí este de Albert Castillón. Me parece fantástico y por eso lo reproduzco. Sólo le añadiría alguna cosa más como recordar que además de criticar la colocación de los hijos de en la Generalitat, los socialistas (y demás partidos del tripartit) también denunciaron y criticaron los estudios que hizo en su momento CiU e incluso hay muchos en fase de investigación. Pero ahora ellos no se acuerdan de eso y hacen una investigación sobre el "Diseño de parchís y puzle de la casita de cartón recortable" que cuesta ni más ni menos que 3.077 euros. Increíble. Y tampoco cita Castillón a la oposición. El PP se ha levantado escandalizado y pide investigación y transparencia. CiU se calla. Más le vale, porque sabe que no le conviene hacerse notar demasiado en este aspecto. Si es que en el fondo todos son iguales.  
 
 
Sintiendo vergüenza
 
Cuando el hijo del President Pujol, Oriol Pujol Ferrusola, fue nombrado alto cargo de la Generalitat, el entonces Joaquím Nadal en la oposición dijo: "Su nombramiento hace que no sea ético ni estético, a causa de su parentesco no debería haber sido nombrado".

A los cuatro años él colocaba a su hermano y Maragall al suyo, aunque los dos
tenían experiencia política. Carod-Rovira y Ernest Benach hicieron lo mismo con sus respectivos hermanos sin haberla tenido en la vida. Les llamaron entonces y ahora "cargos de confianza" que es el eufemismo que utilizan algunos políticos para no llamarlo enchufe. Pero los compromisos eran muchos más. Para los familiares directos un sueldo fijo, y para el resto dinero fácil a cambio de informes absurdos. La actual Generalitat ha batido todos los records de funcionarios y altos cargos que se conocen, en total 178.948 funcionarios incapaces de hacer informes que hay que encargar a los amigos.

Entre el año 2005 y 2006 se gastaron en ellos más de 60 millones de euros de dinero público y el pasado año 32 millones más. Entre los estudios encargados, uno acerca de los motivos, causas y efectos de los resbalones que se producen en los hospitales públicos de Catalunya que costó 300.000 euros, otro titulado "Seguimiento de la concha brillante" que costó 11.990€, "Diseño de parchís y puzle de la casita de
cartón recortable" 3.077€, "Ventilación natural de los patios" 11.368€, y así hasta los 1.583 estudios pagados por todos. Muchos no llegan a los 12.000 euros porque la ley les permite que así sean otorgados a dedo y no en concurso público.

Los beneficiarios de los 32 millones de euros son ex diputados, esposas, familiares en primer grado, amigos, ex cargos de confianza,….de los Consellers Nadal, Geli, Llena, Puigcercós, Saura, Capdevila y Treserras. En cualquier país con experiencia democrática se producirían dimisiones, se pedirían disculpas y se haría lo posible para que nunca volviese a ocurrir. En el nuestro "no es delito poner a los amigos" palabras textuales de Carod Rovira ayer al conocer la denuncia de Fiscalía.

Por cierto que algunos periódicos no han publicado la noticia, especialmente uno de ellos dirigido por otro de los hermanos del Conseller Nadal y curiosamente el que recibe la mayor de las subvenciones que otorga la Generalitat a la prensa escrita.
 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: