De rojo tirando a negro

Carta a Sara

Hace mucho ya desde que dejé aquella rosa en la orilla del mar. Fue el último recuerdo público (aunque en realidad no había nadie alrededor que entendiera el significado de todo aquello) que te hice. Desde entonces no he dejado nunca de pensar en ti y en lo que debería haber hecho para ayudarte, aunque nadie lo sabía, hasta ahora claro. Han cambiado mucho las cosas desde que nos dejaste: acabamos la universidad, perdimos el contacto con la mayoría y sufrimos las dificultades de hacerse mayor y enfrentarse a la cruda realidad. Pero no sólo el contexto es diferente. Yo también lo soy. Aunque sigo siendo la misma chica tímida de siempre a la que intentaste volver un poco más loca, ahora he comprendido muchas cosas. Al principio te odié por irte así, sin decir nada, sin avisar, sin despedirte. Y me odié a mi por no haber sabido ayudarte, por no haberte ido a buscar cuando no me cogías el teléfono. Pero con el tiempo he aprendido que lo que más me afectaba era que te entendía y no quería reconocerlo. Porque la mayoría de la gente no entiende como se llega a ese punto de querer fugarte, pero yo sí. Quizá sea que se me pasó por la cabeza demasiadas veces. Pero tuve siempre la mala costumbre de ser paciente y esperé. Y no sé si ahora las cosas son mejores, pero si son diferentes. Y estoy dispuesta a continuar luchando por lo que quiero, que aunque todavía no tengo claro lo que es, sé que algún día llegará. Es cierto que han sido muchas las personas que me han ayudado, consciente o inconscientes, para mejor o para peor. Y tú, aunque ya no estés, eres una de esas que me enseñó a ser fuerte. Por eso pensé que este debía ser el primer texto, poco comprensible para la mayoría, pero que mi cabecita necesitaba comunicar. Para ti, mis mejores deseos, estés donde estés ahora.

Comentarios

Sempre és dur madurar. I molts vem entendre la seva desició. Jo per sort, també sóc una persona amb paciència... i les coses amb el temps han anat prenen forma... no sé quina... però es comença a definir... M\'alegro que estiguis bé. I m\'alegro de tenir una forma (encara que pasiva) de seguir-te la pista. Si me la vols seguir a mi, em trobaràs a www.cosetessenseimportancia.blogspot.com un petó!

Añadir un Comentario: